El Espinar, San Rafael, Los Ángeles de San Rafael La Estación de El Espinar, Gudillos y Prados
Buscar en nuestro sitio

Conducción durante nevadas

Aquí les dejamos unos consejos sobre conducción cuando nos sorprende una nevada

 

Al volante:

El calzado es clave, debemos sentir los pedales, por lo que no es recomendable el uso de suelas gruesas, es preferible llevar además un calzado adecuado para la nieve y ponérnoslo una vez en destino.  La ropa durante la conducción deberá ser ligera que nos permita hacer movimientos rápidos y cómodos.

Neumáticos:

Nuestro mejor aliado en conducción en nieve o hielo son los neumáticos lo más cómodo son los de invierno Se identifican con las siglas M+S en su flanco (nieve y barro, por sus siglas en inglés), llevarlos con la presión adecuado es imprescindible. Las fundas son cómodas de poner y ayudan, pero atención en zonas libres de nieve deberían retirarse. Las cadenas, es importante ensayar como colocarlas antes de necesitarlas, así la operación será más cómoda y evitaremos nervios, estaremos más seguros. Por supuesto sobra decir que los neumáticos tengan siempre el estado más óptimo. 

Distancia de seguridad:

La distancia de seguridad en nieve o hielo es esencial, esta debe ser mucho más grande que de costumbre, ya que en esas condiciones las frenadas son mucho más grandes. 

Luces:

Llevar siempre las luces de carretera encendidas como medida de seguridad para que los otros conductores puedan vernos

Conducción Suave:

El manejo del volante deberá ser siempre muy suave y fluida, los volantazos y movimientos bruscos nos harían perder el control. Al bajar cuestas lo recomendable es que el vehículo se sujete con las marchas, no con el freno.

Si nuestro coche sobrevira, deberemos levantar con suavidad el pie del acelerador -si lo hacemos de golpe sólo conseguiremos agravar más el sobreviraje- e ir acelerando suavemente y girando el volante con suavidad hacia el lado donde está yendo la parte trasera del coche.

Si no te ves capaz de acometer un recorrido, lo mejor será aparcarlo en un sitio seguro. Si debes abandonar el vehículo hazlo de forma que no entorpezca el tránsito y trabajo de las máquinas quitanieves y rescate. 

Frenadas:

Estas deben ser suaves y controladas, si el vehículo NO dispone de ABS lo ideal es frenar dando pequeños y ligeros pisotones al pedal. 

Pérdida de control:

Debemos leer con antelación la carretera, podremos anticiparnos, no dejar de observar el entorno, observar las curvas con la máxima antelación y así reducir con antelación la marcha.

 

Salidas en nieve:

Cuando la salida sea en nieve, lo mejor es salir en segunda, Cuanto más larga sea la marcha, menos fuerza hacen las ruedas y habrá menos riesgo de pérdida de adherencia. Es recomendable ensayar esto antes de la nevada a fin de evitar los nervios y que el vehículo se cale. 

Equipamiento:

El correcto estado de los neumáticos, deposito lleno, algunos alimentos (barras energéticas, frutos secos, etc.) agua, batería del teléfono cargada, mantas o abrigos, cadenas, fundas de nieve, y gancho de remolque accesible. Si nos podemos valer una pala en el maletero esta nos podrá valer para un desatranco puntual.

 

Conoce tu vehículo:

Es importante conocer bien tu vehículo, para ello es adecuado por ejemplo ensayar las salidas en segunda marcha. Aprender a poner las cadenas, saber y tener accesible pero seguro el gancho de remolque (es importante no tener objetos sueltos en el habitáculo), si es tracción trasera o delantera,

 

Prevención y Suavidad es la clave de la conducción sobre nieve.


Ver todas las noticias

Compartir en Facebook
0